Analisis ExtranjerasColumnas EditorialesNoticias

Columna Análisis Extranjeras de Paul Hemmers: Organización del Fútbol Hondureño

El concepto del fútbol es muy complejo y requiere mucho trabajo y preparación al nivel comenzando desde ligas menores a cada Club de Primera División. Para preparar todos los atletas de fútbol al nivel menor, comienza con el desarrollo física, técnica y sistemas tácticos.

A cada club profesional de Honduras en primera división, directores técnicos debe de responsabilizarse al desarrollo como entrenan los directores técnicos del equipo menor, con esto el Técnico tiene que asociarse su propio estilo, metodología, filosofía hacia los técnicos encargados con las preparaciones del equipo menor, beneficiando a los jugadores los pasos para llegar al equipo mayor, ya con la metodología del director técnico del equipo mayor.

Cuando los jugadores están preparados así de tal manera, facilita el crecimiento de los jugadores y los técnicos, por la base de sistemas similares del punto de vista del técnico mayor. En muchos países europeos, todos los jugadores de equipos menores como un pre-requisito, ser nacidos en el país de origen para participar en equipo menor. Esto con el propósito para elevar los niveles y participaciones de jugadores nacionales, de tal manera produce mejores generaciones de jugadores, y dará mejores opciones entre sus selecciones nacionales de Honduras a cada nivel.

Otro aspecto muy Importante es; implementar y limitar a jugadores extranjeros con el boleto directo a equipos de primera división, el enfoque de cada club, es el desarrollo de jugadores y así utilizando su propia base de jugadores en el club menor, para el beneficio a cada jugador y más que todo el crecimiento en calidad y mejores generaciones al beneficio de las selecciones nacionales. durante las fases de entrenamientos, es crítico que directores de la primera división estén observando, analizando más posible, a los procesos de sus equipos menores, y que los entrenadores estén utilizando su propio metodología y filosofía, asegurando consistencias de entrenamientos, que corresponde el beneficio a cada jugador, así llegar al club de primera división. Los equipos de primera división, deben de imponer una cláusula en los contratos y hacer los técnicos responsabilizarse además de su propio equipo, también el desarrollo al equipo menor.

Cada equipo de primera división, debe de administrar la responsabilidad dentro del plantel un “Scout”, de tal manera pueden encontrar y invitar a los talentos disponibles por todo el país. Honduras en su totalidad y al extranjero, tiene muchísimos jugadores desconocidos de alto rendimiento y capacidad, y se encuentren jugando en equipos “amateurs” o clubes de barrios, comunidades o aldeas, y es la responsabilidad de cada equipo encontrar y reclutarlos, así de tal manera elevar y mejorar el material humano entre los equipos profesionales.

Otro aspecto muy crítico es el proceso de entrenar a nivel profesional, enfoque de físico, técnico y táctico en equipos menores. Ya cuando un jugador llega a la primera, está ya físicamente listo y preparado, y con esto los enfoques de los directores técnicos de primera, deben de ser específicamente en sistemas de técnicos, tácticos y juegos preparados. Cuando un país logra exitosamente los desarrollos así de tal manera, lograra mejores selecciones nacionales, mejores opciones en calidad saliendo al nivel profesional, así produce mejores resultados entre competencias al nivel internacional, productos de jugadores bien preparados al nivel de la primera división.

Directores técnicos al nivel Nacional, nunca deben de enfocar en desarrollo físico de los jugadores, ya dentro de su club, ya deben de estar físicamente listos, así el enfoque nacional siempre tiene que ser exclusivamente en las técnicas, tácticas a igual del club de primera división, la única diferencia entre la selección y primera división según formas de entrenar, es las intensidades deseables al nivel nacional.  Esto únicamente es mi propio punto de vista como director técnico y mis deseos para el bienestar y progreso del fútbol de mi querida Honduras.


NOTA: Para preservar la esencia del análisis extranjero de Paul Hemmers, no se ha intentado en cambiar el sentido gramatical de su redacción. 

Etiquetas

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 4 =

Boqueador de Anuncios Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.